Saltar al contenido
Derecho Colombiano

¿Qué es el dolo en Derecho Penal?

Dado que ya en una ocasión hablamos sobre las clases y tipos de dolo, en ésta oportunidad y para nuestro diccionario jurídico, se hace necesario aclarar su definición en el Derecho Penal desde la perspectiva de algunos autores relevantes en la materia.

Definición de dolo en el Derecho Penal

El dolo, es la concurrencia de la voluntad y del conocimiento para realizar el hecho punible, es decir, la comisión del tipo penal. Por lo que debe ser expresado y manifestado a través de la conducta exteriorizada

Mucho se ha discutido en la doctrina penal que el dolo requiere necesariamente la concurrencia de la voluntad y conocimiento, en tanto otros, han señalado que basta suficientemente con el conocimiento.

Así pues, en el siguiente apartado, nos enfocaremos en dicha primer forma de manifestación del dolo.

Concurrencia de voluntad y de conocimiento

El dolo es el conocimiento y la voluntad de realizar las circunstancias constitutivas del tipo injusto a través de la acción que el autor ejecuta.

Así entonces, tenemos que el dolo es el conocimiento y volición de la realización de todos los elementos del tipo objetivo.

Existe dolo cuando el sujeto realiza el acto con conciencia y voluntad de realizar el tipo objetivo, es decir, el sujeto sabe lo que hace y lo que quiere hacer.

La conciencia es el conocimiento de estar realizando el tipo objetivo. Debe ser actual, es decir, debe estar presente en el momento que se realiza el hecho.

El conocimient,o no tiene que ser exacto o científico, sino el propio de un profano (persona promedio). No se exige que el sujeto conozca que ese hecho está en contra del ordenamiento jurídico.

La voluntad, es querer realizar los elementos objetivos del tipo. En palabras del profesor Berdugo: se debe distinguir en el dolo, la doble dimensión de conocimiento y voluntad.

Solo el que sabe lo que ocurre puede querer que ocurra, es decir, aplicar su voluntad a conseguir el resultado que tenga en la cabeza. El sujeto debe ser consciente de que ocurrirán todos los elementos del tipo objetivo .

El conocimiento en el dolo, implica la esfera cognoscitiva, como dice la doctrina, representa el aspecto intelectual, la conciencia de saber lo que hace y cómo lo hace. La valoración está en función a los elementos del tipo objetivo, es decir, la comprensión de los elementos normativos y descriptivos.

La voluntad en el dolo implica un querer ejecutar y causar un resultado, lo que se traduce en la exteriorización completa de la conducta, es decir, la ejecución típica del hecho punible.

Como señala Peña Cabrera, «voluntad es la facultad mental de autodeterminarse, dirigirse hacia un fin» (es un querer el resultado); de dirigir nuestra fuerza corporal, a través de las órdenes que toman lugar en la esfera decisoria del ser humano.

Querer no es lo mismo que desear, quiere decir que la voluntad consiste en la decisión de ejecutar la conducta prohibida, se distingue del mero deseo.

¿Qué es el dolo en Colombia?

Así pues, según el Artículo 22 del Código Penal Colombiano, se establece que la conducta es dolosa cuando el agente o persona que comete el hecho, conoce los constitutivos de la infracción penal y quiere su realización.

De igual manera menciona el mismo Artículo, que la conducta será dolosa también, cuando la realización de la infracción penal, ha sido prevista como probable y su no producción se deja librada al azar.

Por otro lado, la Corte Constitucional de Colombia en su Sentencia C-669 de 2005, advierte que no es exacto afirmar que el dolo, es equivalente a la mala fe y nos recuerda por otro lado, lo expresado en el Artículo 63 del Código Civil colombiano donde se menciona que «el dolo, consiste en la intención positiva de inferir injuria a la persona o propiedad de otro«.

¿Cuándo un delito es doloso?

En consecuencia, tenemos que un delito es doloso, cuando la persona que lo comete, tiene la conciencia y la voluntad de realizar la acción y obtener el resultado conocido.

Así pues, el ejemplo más típico de ello, es el homicidio: la persona que tiene un arma de fuego y dispara contra otra, sabe que al disparar el arma, puede herir letalmente a la otra persona y aún así, toma la decisión de hacerlo, queriendo entonces, matar a esa otra persona.

Otro ejemplo, se encuentra en el hurto de un teléfono celular utilizando la violencia y las amenazas; quien realiza el hecho, es decir, quien roba o hurta, conoce lo que está haciendo y lo ha planificado y quiere el resultado, es decir, que el hurto se haga posible.

Dado lo anterior, también se hace necesario que conozcas los tipos y clases de dolo, directamente desde el artículo en el que hablamos de ello de forma más extensa y profunda para su debida comprensión.

En ésta ocasión igualmente, queremos agradecer al Señor Epifanio López Cantoral, quien es uno de nuestros lectores y brinda su colaboración en la publicación del presente artículo.

Fuentes:

  • Corte Constitucional: Sentencia C-669 de 2005. MP. Álvaro Tafur Galvis.
  • Cuello Contreras, Joaquín y Mapelli Caffarena, Borja, Curso de Derecho Penal – Parte General, Tecnos, 2011, p. 75 y 76
  • Gómez Benítez, José M, ob. cit., p. 205
  • Vid. Bramont – Arias Torres, Luis Miguel, Manual de Derecho Penal – Parte General, Eddili, 2008, p. 204 y 205