Saltar al contenido
Derecho Colombiano

Qué es el justo precio según el Código Civil

Un término de gran importancia en el Derecho Civil, es el justo precio, el cual es entendido como el valor proporcional de una cosa que se encuentra en compraventa.

Tenemos así por ejemplo que cuando el valor o precio de la cosa es inferior a la mitad o supera el doble del valor real o valor de la cosa en el mercado, hay un precio injusto o un precio vil.

En Colombia el hecho expresado anteriormente se conoce como lesión enorme, el cual encontramos en el Artículo 1947 del Código Civil que expresa:

«El vendedor sufre lesión enorme cuando el precio que recibe es inferior a la mitad del justo precio de la cosa que vende; y el comprador a su vez sufre lesión enorme, cuando el justo precio de la cosa que compra es inferior a la mitad del precio que paga por ella.

El justo precio se refiere al tiempo del contrato«.

Lesión enorme por justo precio

De la lectura del Artículo 1947 del Código Civil colombiano, tenemos que cuando el valor de la cosa es inferior a la mitad del justo precio, precio real o precio en el mercado, se configura una lesión enorme para el vendedor de la cosa.

Por el contrario, cuando el valor de la cosa es superior a la mitad del justo precio, quien sufre una lesión enorme, es el comprador.

Dado lo anterior, el Artículo 1948 del mismo Código, habla sobre la rescisión del contrato o de la compraventa.

Recordemos que la rescisión es la anulación del contrato o de la obligación legal.

Rescisión por lesión enorme

El Artículo en cuestión da la posibilidad de que cuando se ha causado una lesión enorme para el vendedor, el comprador pueda a su arbitrio, consentir la rescisión y completar el justo precio del valor mas una décima parte del mismo.

Es decir que si por ejemplo el justo precio de la cosa era $100 y él pagó $45 por esa cosa, el comprador deberá completar lo pagado, hasta el justo precio y además, sumarle una décima parte.

Si al contrario quien sufrió lesión enorme fue el comprador, el vendedor deberá devolver el exceso o mejor dicho, el excedente que supera al justo precio y así mismo, sumarle una décima parte al valor a devolver.

Ejemplo, si la cosa que vendió tenía un justo precio de $100 y la vendió en $160, el vendedor deberá devolver al comprador, los $60 mas una décima parte de dicho valor.