Saltar al contenido
Derecho Colombiano

Todo sobre la adopción en Colombia

Según el Artículo 61 de la Ley 1098 de 2006 o Código de la Infancia y la Adolescencia de Colombia, se tiene que la adopción en Colombia es «principalmente y por excelencia, una medida de protección, bajo la suprema vigilancia del Estado, a través de la cual se establece, de manera irrevocable, la relación paterna filial entre personas que no la tienen por naturaleza» (negrilla fuera de texto).

Siguiendo lo anterior, se puede entender entonces, que la adopción es una medida para niños, niñas o adolescentes, que busca garantizar una verdadera familia como la que existe entre miembros unidos por lazos de sangre, con todos los derechos y deberes que a ella le implican.

Así mismo, crea la obligación por parte del adoptante de cuidar y asistir al hijo adoptivo, a educarlo, apoyarlo, amarlo y proveerlo de todo lo necesario para que crezca en un ambiente sano y de solidaridad.

Instituciones que pueden realizar procesos de adopción

En Colombia se han creado instituciones autorizadas para realizar éstos procesos de adopción y de garantizar tal derecho a los menores, éstas instituciones son:

  • Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF)
  • Instituciones Autorizadas para la Adopción (IAPAS)
  • Entre otros organismos acreditados

Éstas instituciones están obligadas a garantizar los derechos y proteger los derechos de los menores, en lo referente a los procesos de adopción así como sus obligaciones primordiales.

Obligaciones de éstas instituciones en procesos de adopción

En primer lugar, tiene como obligación garantizar que todas las solicitudes que se reciban de adopción, sean revisadas, evaluadas y resueltas y en segundo lugar, están obligadas a desarrollar medidas especiales de protección y de adopción, para aquellos menores con necesidades o características especiales.

La adopción como servicio público

La adopción es considerada como un servicio público que como ya se dijo, busca primordialmente la protección de los menores de edad y por ende, es de estricto cumplimiento según lo estipulado en el Artículo 74 del Código de Infancia y Adolescencia, que dice:

“Ni el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar ni las Instituciones Autorizadas por éste para desarrollar programas de adopción, podrán cobrar directa o indirectamente retribución alguna por la entrega de un menor para ser adoptado. En ningún caso podrá darse recompensa a los padres por la entrega que hagan de sus hijos para ser dados en adopción ni ejercer sobre ellos presión alguna para obtener el consentimiento”.

Etapas del proceso de adopción en Colombia

El proceso de adopción en Colombia, ha tenido gracias al ICBF, dos etapas importantes para su realización:

  1. La primera de ellas es la etapa administrativa, en la que el Instituto, declarará adoptable al niño.
  2. La segunda, es una etapa judicial que es la decretada a través de una sentencia judicial de los juzgados de familia, en la cual se deberá establecer la relación paterno-filial.

Hay que decir que los lineamientos técnicos, son la garantía que tiene el ICBF para poder tener la posibilidad de seleccionar familias adecuadas que puedan garantizar un hogar estable y seguro al niño, niña o adolescente.

Pero como ya se mencionó, éstos lineamientos técnicos, planes o estrategias, deberán ser más rigurosos y especiales para aquellos menores con características y necesidades especiales; para ello, el Instituto da mayor prelación a éstas solicitudes y da un plazo máximo de 3 meses desde el recibimiento de la solicitud y la confirmación de su idoneidad, para asignar al menor.

¿Qué menores tienes mayor importancia en el proceso de adopción?

Los menores que reciben mayor prelación en éste proceso, son aquellos que tienen tres hermanos o más, aquellos que tienen dos hermanos y uno de ellos es mayor de 8 años, aquellos que son mayores de ocho años sin discapacidad ni enfermedad, así como los niños con discapacidad física o mental de cualquier edad y aquellos niños con enfermedades permanentes, tales como el VIH, enfermedades cardiológicas, renales, entre otras.

La adopción es irrevocable

Es importante como lo dice el ICBF, resaltar y recordar que la adopción es irrevocable, que el menor que sea adoptado, llevará los apellidos de las personas que le adopten, que por medio de éste proceso, el menor dejará de pertenecer a su familia biológica y se extinguirá todo parentesco de consanguinidad y por último, que los trámites del Instituto, son totalmente gratuitos.

Por ende si se está preguntando ¿cuánto cuesta adoptar un niño en Colombia? o ¿cuánto cuesta realizar un proceso de adopción?, recuerde que no tiene ningún costo, éste proceso es gratuito.

¿Quiénes pueden adoptar en Colombia?

Es importante recordar lo mencionado en el Artículo 68 de la Ley 1098 de 2006 (Código de la Infancia y la Adolescencia), al mencionar quienes son las personas que pueden adoptar en Colombia:

  • Los cónyuges (esposos).
  • Las personas solteras, viudas o separadas.
  • La pareja formada por un hombre y una mujer que demuestre una convivencia ininterrumpida de por lo menos dos años. Este término se contará a partir de la sentencia de divorcio, si alguno de ellos hubiera estado casado o con un vínculo matrimonial anterior.
  • El guardador al pupilo o ex pupilo, una vez aprobadas las cuentas de su administración.
  • El cónyuge o compañero permanente, al hijo del cónyuge o compañero, que demuestre una convivencia ininterrumpida de por lo menos dos años.

Requisitos para poder adoptar a un menor

El mismo Código, menciona en su Artículo 68, que para adoptar, se debe conjuntamente:

  • Ser plenamente capaz
  • Tener 25 años de edad cumplidos
  • Demostrar idoneidad física, metal, moral y social necesaria y suficiente para poder ofrecer una familia adecuada al menor que va a adoptar
  • Tener como mínimo 15 años más que el menor.

Pues bien, ya sabiendo quienes son las personas que pueden iniciar un proceso de adopción, es importante saber también, a donde hay que dirigirse para iniciar tal proceso en Colombia.

¿Dónde realizar el proceso de adopción?

Así pues, se ha definido que si se es colombiano o extranjero pero residente en Colombia, se deberá acudir a las oficinas del ICBF más cercadas al sitio de residencia de la familia que adoptará a un menor, tales como los centros zonales, regionales y/o seccionales del ICBF, así como a las instituciones autorizadas por el Instituto, conocidas como Casas de Adopción.

Si se es colombiano o extranjero y residente en el exterior, en primer lugar se debe consultar y conocer, si el país en el que se reside, hace parte de los países que tienen convenio para éste tipo de procesos, con Colombia.

Luego de lo anterior, tal país deberá tener una autoridad central u organismo acreditado para esto y allí será donde se indicará el proceso especial de ése país para realizar la adopción de un menor colombiano.

En resumen, el proceso de adopción al igual que como lo ha mencionado reiteradas veces la Corte Constitucional colombiana, ésta no es un derecho sino una medida de protección de los derechos de los menores que han sufrido la vulneración de sus derechos.

Dicha medida busca ofrecerle a los menores, un hogar estable y saludable, una familia y un ambiente sano que le permita desarrollarse como a manera individual y a manera social o colectiva.

Por ello es que éste proceso debe ser riguroso y debe realizarse con total celeridad y transparencia, para así de igual manera, proteger todos los derechos del menor de manera efectiva y cumplir o darle con esto, cumplimiento a los fines del Estado Social de Derecho así como a las normas Constitucionales e Internacionales que salvaguardan a los menores.