Saltar al contenido
Derecho Colombiano

En qué consiste el choque de trenes en Colombia

Para empezar a hablar sobre el choque de trenes en Colombia, es necesario que recordemos primero, que según la Estructura del Estado colombiano, éste cuenta con tres Poderes Públicos conocidos como las Ramas de Poder Público en Colombia.

Tales tres Ramas (la Ejecutiva, la Legislativa y la Judicial), atienden al principio de separación de los poderes y en teoría, deberían atender también, al principio de colaboración armónica, expresado en el Artículo 113 de la Constitución Política de 1991 y esto así, para lograr la real y efectiva consecución de los fines esenciales del Estado colombiano.

Ahora bien, teniendo en cuenta lo anterior, es posible empezar a tener claridad sobre qué es el choque de trenes en Colombia y la definición que se le suele dar a ésta, por los diferentes medios de comunicación y teóricos del derecho.

¿Qué es el choque de trenes en Colombia?

Pues bien, el choque de trenes hace referencia al «choque» o pugna que suele presentarse entre las altas Cortes colombianas o entre los diferentes organismos del Poder Público en Colombia.

En éste punto, es pertinente recordar aquellas Instituciones que constituyen a cada una de las Ramas del Poder en Colombia:

  • Rama Ejecutiva: Presidencia, Gobernaciones y Alcaldías.
  • Rama Legislativa: Congreso de la República.
  • Rama Judicial: Corte Constitucional, Corte Suprema de Justicia, Consejo Superior de la Judicatura, Consejo de Estado, Fiscalía General de la Natación.

Le recomendamos leer también: Qué es el principio de la separación de poderes.

Así pues, el famoso choque de trenes en el derecho y en la política, se da cuando existen diferentes sucesos, acontecimientos o hechos jurídicos que nacen de las decisiones o determinaciones de una de las altas Cortes o Entidades Públicas representativas del Estado y éstos, no son bien tomados por las otras Cortes o Entidades, lo cual causa, conflictos de intereses, políticos y otros por el estilo, entre los mismos poderes públicos.

De hecho, tales choques suelen presentarse por las diferentes ideologías sociales, económicas, políticas, teóricas, etcétera, manejadas por las altas cortes y entidades del Estado y esto, suele en muchas ocasiones, pasar por encima del respeto a las reglas constitucionales y al ya mencionado, principio de colaboración armónica entre los poderes.

De hecho, tales choques suelen presentarse por las diferentes ideologías sociales, económicas, políticas, teóricas, etcétera, manejadas por las altas cortes y entidades del Estado y esto, suele en muchas ocasiones, pasar por encima del respeto a las reglas constitucionales y al ya mencionado, principio de colaboración armónica entre los poderes.

Cómo afecta el choque de trenes las relaciones entre los Poderes Públicos Colombianos

Partamos de la base o de la idea del principio de colaboración armónica expuesto en el Artículo 113 de la Constitución Política.

Dice dicho Artículo constitucional:

“Son Ramas del Poder Público, la legislativa, la ejecutiva, y la judicial.

Además de los órganos que las integran existen otros, autónomos e independientes, para el cumplimiento de las demás funciones del Estado. Los diferentes órganos del Estado tienen funciones separadas pero colaboran armónicamente para la realización de sus fines.” (Negrilla fuera de texto).

Principio de colaboración armónica de los poderes

Siguiendo lo expuesto anteriormente, se hace necesario mencionar a groso modo, que el principio de colaboración armónica de los poderes, es uno de los pilares sobre el cual está fundado el Estado Social de Derecho y la misma estructura u organización del Estado colombiano, en pro de sus fines esenciales.

Teniendo en cuenta esto, se puede inferir que el famoso choque de trenes entre los poderes públicos del Estado, trae consigo, la afectación tanto de las mismas instituciones estatales como de los fines del Estado colombiano, pues al romper con el principio de colaboración armónica, se afecta el equilibrio que en teoría, debería existir.

Es decir, tal pugna o choque de poderes, por ideologías políticas, sociales, económicas y personales, termina por afectar a la población en general.

Un choque de trenes como los que se han visto en los últimos años en Colombia, termina por afectar la institucionalidad de las altas cortes, la parcialidad y objetividad de las mismas, hace que entre unos y otros, se creen discordias que no terminan sino por restarle eficacia y eficiencia a los fines del Estado.

Por ejemplo, uno de los fines del Estado colombiano, es el de servir a la comunidad; cuando suceden tales choques, se crean conflictos políticos que terminan por centrar más atención en la misma política interna, que las mismas personas y terminan entonces, por descuidar servicios esenciales de la comunidad.

Otro ejemplo lo podemos dar con el fin estatal de facilitar la participación de todos, en las decisiones que afectan y en la vida económica política, administrativa y cultural de la Nación.

Cuando hay un choque de trenes entre los poderes públicos por motivos políticos como los vividos actualmente, la democracia termina rota, la economía termina por depender de cuestiones políticas meramente y no sociales, etcétera.

En conclusión, el choque de trenes es definido como la pugna que se presenta entre las altas cortes y las entidades del Estado, por motivos ideológicos y personales y el cual a su vez, afecta la institucionalidad de éste, su organización y sus elementos, restándole eficiencia a sus fines esenciales y a lo que se le conoce como burocracia administrativa o política.

Suscríbase gratis
I agree to have my personal information transfered to MailChimp ( more information )
Suscríbase a nuestras noticias y reciba todos los artículos y noticias jurídicas de su interés, en su correo sin costo alguno.
No generamos spam. Su dirección de correo electrónico, estará protegida por nuestra política de protección de datos.