En qué casos procede la contratación directa con el Estado

Como siempre, antes de explicar el tema principal, en éste caso, en qué casos procede la contratación directa con el Estado, explicaremos primero a groso modo, lo que es la contratación directa.

Tenemos que la contratación directa, es un mecanismo excepcional para celebrar contratos con el Estado; es entonces, una modalidad de selección que tiene la contratación estatal.

En resumidas cuentas, la contratación directa, le da a la entidad estatal, la potestad para escoger libremente a los contratistas, sin necesidad de realizar una convocatoria pública.

A su vez, ésta modalidad de contratación pública, tiene sus limitaciones, las cuales se encuentran regualadas en el Artículo 2, Numeral 4 de la Ley 1150 de 2007 «por medio de la cual se introducen medidas para la eficiencia y la transparencia en la Ley 80 de 1993 y se dictan otras disposiciones generales sobre la contratación con Recursos Públicos».

Casos en que procede la contratación directa con el estado

Siguiendo la Ley y el Artículo reverenciado anteriormente, tenemos que ésta está limitada a cumplir con los siguientes requisitos o casos excepcionales, para poder ser llevada a cabo por una entidad del Estado:

  1. Urgencia manifiesta.
  2. Contratación de empréstitos.
  3. Contratos interadministrativos.
  4. La contratación de bienes y servicios en el sector Defensa, que necesiten reserva para su adquisición.
  5. Los contratos para el desarrollo de actividades científicas y tecnológicas.
  6. Los contratos de encargo fiduciario.
  7. Cuando no exista pluralidad de oferentes en el mercado.
  8. Para la prestación de servicios profesionales y de apoyo a la gestión, o para la ejecución de trabajos artísticos que sólo puedan encomendarse a determinadas personas naturales.
  9. El arrendamiento o adquisición de inmuebles.
  10. Contratación de bienes y servicios de la Dirección Nacional de Inteligencia.

Lo anterior, busca o tiene como objetivo, que la contratación estatal, cumpla con los fines del Estado y en especial para éste caso, con los principios de selección objetiva, transparencia, eficiencia y eficacia.

Le recomendamos leer también: Principios de la contratación estatal en Colombia.

Así las cosas, tenga en cuenta que en éstos contratos, dicha causal invocada por la entidad estatal, debe ajustarse a la realidad del servicio o bien contratado.

¿Cómo se contrata de forma directa con el Estado?

Una vez se ha identificado el caso o causal por la cual es necesario acudir a la figura de la contratación directa, la entidad debe expedir un acto administrativo en el que justifique debida y claramente, el por qué de la necesidad de dicho contrato y la causal que se invoca.

En resumen, dicho acto administrativo deberá contener:

  1. Causal invocada.
  2. Objeto del contrato.
  3. Presupuesto para la contratación y las condiciones que se le exigirán al contratista.
  4. Lugar donde pueden ser consultados los estudios y documentos previos.

Dicho acto administrativo, no es necesario cuando el contrato que se vaya a celebrar, es de prestación de servicios profesionales y apoyo a la gestión, así como para aquellos contratos relacionados en el Artículo 75 del Decreto 1510 de 2013, literales a, b y c.

Suscríbase gratis
I agree to have my personal information transfered to MailChimp ( more information )
Suscríbase a nuestras noticias y reciba todos los artículos y noticias jurídicas de su interés, en su correo sin costo alguno.
No generamos spam. Su dirección de correo electrónico, estará protegida por nuestra política de protección de datos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.